19/10/2019 L'Oratge L'Oratge


Servicios de la web

Hall

INFOCIUTAT

ESGLÉSIA PARROQUIAL DE LA MARE DE DÉU DE LA FONTSANTA

  • MURCIA, 1
  • 46014 VALENCIA
  • Telèfon: 96.379.06.19

Iglesia Católica.

HISTORIA:

En El Perellonet, rodeada de los edificios o bloques de viviendas que la constituyen, construidos a raíz de las riadas de 1957 e, inicialmente, para damnificados en las mismas, así como en recuerdo del auxilio prestado por la región murciana, de la que dicha Virgen es Patrona y en especial por la ayuda propiciada por cierta emisora de la ciudad de Murcia -Radio Juventud- se levanta este templo en una replaza resultante del encuentro de varias calles, formadas por tales bloques, de ladrillo, con relieves alegóricos, en piedra, alusivos al trabajo, en los extremos más próximos al templo. Es zona cercana al nuevo Hospital General y aún otras construcciones, asimismo de la Diputación, en material y con técnica y estilo semejantes, como la nueva Casa de Nuestra Señora de la Misericordia, el Cocherón de vías y Obras y alguna otra.

Concretamente, el templo de la pedanía de la Fuensanta es obra de 1958, por el arquitecto del organismo "Regiones devastadas" José Antonio Pastor, y constituye una sola amplia nave, sensiblemente rectangular, de 15 metros por doce aproximadamente, cuatro tramos señalados por las pilastras y la moldura plana, en el techo, que las une. La relativa regularidad espacial de la nave se desfigura al exterior por la agregación de dependencias, unas del culto, como la que fue baptisterio; y otras, viviendas para el servicio del templo, etc. Asimismo no es uniforme, ni casi regular, el aparejo de la construcción, de ladrillo rosáceo visto, de piedra, en el como zócalo, y con zonas enlucidas. En uno de los planos, el Crismón, de hierro aplicado, y, en otro, en relieve de piedra blanca, un Ángel orante en la forma clásica de brazos separados y en alto.

Exenta, la torre de campanas alta, de unos 35 metros, funcional, tiene planta cuadrada, con los cuatro paramentos verticales, enlucidos de blanco y las cuatro esquinas de ladrillo como formando los extremos de un aspa de planos verticales cuyo material, ánima el conjunto, coronado a su vez por una esbelta estructura de hierro con una especie de balcones o rejas en cada lado; y las campanas sin uso.

Al interior, los paramentos de derecha e izquierda que se doblan y otro lado, como en línea quebrada, son progresivamente salientes y van ensanchando algo el ámbito a los pies del templo, hacia un zaguán o nártex interior, como añadido, al que recaen, por el lado de la nave, ésta misma; por el lado "del Evangelio", la pared de lo que fue baptisterio, hoy capilla para celebraciones eucarísticas de poca asistencia (espacio cubierto por bóveda nervada, de ladrillo rayado visto y nervadura blancas, muy escarzana); por otro lado, el "de la Epístola", un muro liso y por el opuesto a la nave, un cierre mural de planta curva, con aberturas de vidrio, que forma, con los citados laterales, una especie de trapecio en planta, con el lado mayor según la curvatura indicada.

Volviendo al interior, el presbiterio, sobre unos pocos peldaños, es de planta mixtilínea, pues su testero es curvo, en arco abierto, centrado por la mesa de altar exenta, de una pieza de mármol, sobre pie de ladrillo claro en aspa de ángulos obtusos y agudos alternativamente, aunque no se utiliza, sino otra dispuesta al ras del piso y entre la asamblea. Sobre el mismo testero, adosada sobre ménsula la gran imagen en talla de madera natural sin color, con algunos pocos toques, de Nuestra Señora de la Fuensanta. A la derecha, un baptisterio utilizado con la leyenda mural pintada "Los bautizados vivimos una visión nueva unidos a Cristo Jesús". Junto a la pila el cierre del antiguo baptisterio, artística barandilla, de hierro, en láminas de canto, formando cuatro escenas enmarcadas; figurando, en una pieza, Cristo en Cruz, entre María, San Juan y seis Apóstoles, y en la otra, sin duda a través de lo que sería acceso, los otros seis Apóstoles y Bautismo de Cristo en el Jordán.

A la izquierda, ambón que rompe el muro con antepecho de varillas anchas de madera. Al lado "del Evangelio", el muro tiene tragaluces con vidrios de color, alternativamente abiertos y cegados. Enmarcan y reducen el gran vano abierto del presbiterio, formando lo que en arquitectura tradicional sería el arco triunfal, dos cancelas de techo a suelo, un poco en la disposición de los bastidores de escenario; de hierro, en láminas y varillas, formando un artístico enrejado, con las espigas, uvas y pámpanos alusivos a la Eucaristía, todo en una composición compacta y completa de la que destacan tales alegorías.

José Dies López es el autor de la imagen procesional de Nuestra Señora de la Fuensanta. Sobre el zaguán dicho, en el paramento que une su techo, mucho más bajo que el de la nave, con el de ésta, una pintura alegórica, mural, con la figura que representa, por su escudo en el ropaje, a Valencia, decaída y doliente, a la izquierda, y, a la derecha, otras que van en su socorro, cada una con un símbolo o representación de Murcia y su Patrona.

Por su parte, en la vecina Casa de Misericordia, de ladrillo y piedra con cuatro pisos, el más alto tiene el centro de su fachada en exedra, y resaltando mucho en ella una portada de talla barroca, pétrea, blanca, enlazada con el balcón del piso superior, todo coronado por una galería abierta de columnas salomónicas. Al interior, amplia iglesia de líneas clásicas, modernas, sobria, con un gran lienzo, famoso, antológico, de la titular Virgen de la Misericordia, por Vicente López, trasladado del antiguo edificio de la Casa, que guarda también una serie de retratos de cierto interés.



Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI