24/10/2019 L'Oratge L'Oratge


Servicios de la web

Hall

INFOCIUTAT

EDIFICI DE LA PLAÇA DE L'ALMOYNA N.4

  • ALMOYNA, 4
  • 46003 VALENCIA

HISTORIA:

El edificio número 4 de la plaza de la Almoyna fue construido en el año 1906 por el arquitecto valenciano Manuel Peris Ferrando.
Enclavado en una de las zonas de más sabor añejo de la ciudad, sobre el mismo pretorio romano quizá, y junto a monumentos tan relevantes como la Catedral, la Basílica de la Virgen, el Almudín y aun el mismo Palacio Arzobispal y el de Berbedel, el edificio que comentamos ofrece una interesante solución de relación o de integración de entornos en contexto monumental tan significativo.
Englobando la capilla setecentista de San Valero en su planta, que viene a servir de eje o núcleo al edificio en cuestión, éste se ordena en cinco plantas, agrupando sus vanos en lugar de por pisos por segmentos verticales. Así, sobre la indicada capilla se alzan varias series de ventanales y balcones perfectamente diferenciados de los laterales, rematándose todo este paño de fachada por aguzado imafronte en el que ostenta la fecha 1906 y las iniciales A y S, entrelazadas. A cada lado de este tramo central, series de dos tramos perfectamente trabados entre sí por dobles arcos algo resaltados de la fachada, crean unos ámbitos de gran equilibrio a los que la decoración, como de esgrafiado de los paños inscritos en dichos arcos, aporta no poco colorido y gracia. De otra parte, las sugerencias románicas de los mencionados arcos, aporta no poco colorido y gracia. De otra parte, las sugerencias románicas de los mencionados arcos, la progenia gótica de las molduras de los miradores y de las balaustradas, tan caras al estilo modernista, la ornamentación medievalista de pilastras, capiteles e impostas, y la misma nobleza de la piedra vista de estos elementos, armonizan plenamente con el entorno histórico y monumental en que se halla situado este edificio, razones todas por las que el proyectado derribo del mismo ha de ser rechazado de plano.
A la plaza del Arzobispo recae la fachada posterior, con patio abierto en comunicación con el de la otra fachada, formando pasaje, otrora utilizado y utilizable.
La distribución de los vanos de esta fachada es menos original que la de la Almoyna, estratificándose aquellos por pisos, esto es, en sentido horizontal. en la primera planta destaca un mirador, al centro, de ventanales goticistas, muy sobrios, y a los lados, pares de balcones con antepechos de hierro y obra, alternados. En cuarto piso reitera, en los ventanales de los extremos, la decoración gótico-modernista, con arquería triple centrada por los respectivos vanos. El cornisamiento y remate del edificio ofrece el perfil de más personalidad de esta fachada, en una concepción ya francamente "Sezession" que recuerda determinadas construcciones de Vicente Ferrer o Demetrio Ribes, en el caso presente dentro de unos parámetros de gran contención y elegancia.



Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI