17/10/2019 El Tiempo El Tiempo


Servicios de la web

Hall


Valencia Pl. de l'Ajuntament, 1
46002 València
Tel.: 96 3525478

PROYECTOS URBANOS

ENTORNO DE LA LONJA

PROYECTO DE URBANIZACIÓN DEL ENTORNO DE LA LONJA

La presencia del emblemático edificio de la Lonja, considerado como el edificio más representativo del gótico civil en Valencia y uno de los monumentos más representativos de toda Europa, que ha sido recientemente declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, constituye la piedra angular y argumento obligado en el enfoque de la urbanización de su entorno objeto del presente proyecto.

 Plaza del Collado

Es antecedente de esta “Nueva Lonja”, la “Lonja Vella” o “Lonja Antigua de los Mercaderes” de la que existen datos de su existencia desde 1.344 y que se mantiene en pie hasta el siglo XIX (Referencia a su emplazamiento en el PLANO TOPOGRÁFICO HISTÓRICO DE LA VALENCIA DEL CID, de 1.875, edición de 1.876, que acompaña al segundo tomo de la “Guía Urbana de Valencia, Antigua y Moderna” del Marqués de Cruilles), que también fue llamada la “Lonja del aceite” por ser este artículo el principal que allí se pesaba y contrataba.

Esta Lonja se encontraba en una manzana que ocupaba la parte sur-oeste de la actual plaza del Doctor Collado, configurando la actual calle Ercilla llamada hasta aquel momento de La Porta Nova, que en la actualidad queda interrumpida por la plaza citada.

La esquina del Salón Columnario de la Lonja sobre la Plaza Doctor Collado, soporte histórico de la Lonja Vella, sugiere su ordenación en dos niveles de definición superficial:

  • Se estructura la zona central como un elemento de carácter peatonal, reforzando la diagonal de la plaza, al hacerla coincidir con la de un trapecio irregular de lados paralelos a las fachadas que la configuran, mediante una redefinición general de los pavimentos en los que se amplían las aceras perimetrales de la Plaza, y ubicando, como contrapunto, en el extremo opuesto al de la Lonja y su escudo de la ciudad, un “Olivo”, en clara referencia al uso que se le dio a la Lonja Vella o del Aceite hasta bien entrado el siglo XIX. Este trapecio estará definido por una rigola y reforzado por la ubicación de las farolas de alumbrado público que acotarán los espacios de vocación peatonal frente a la circulación rodada perimetral. Sobre esta ordenación se diferencia el tipo y textura de los materiales utilizados para que sirvan de código para su utilización peatonal o rodada, utilizando en la parte central piezas con terminaciones de corte de sierra o abujardadas y en la zona perimetral, de circulación rodada, adoquín de cizalla, para evitar en la medida de lo posible que se alcancen velocidades no deseadas para un uso relajado y cotidiano de la plaza.
  • La superposición en el centro del citado trapecio y por tanto en el centro de la plaza y de la diagonal aludida de un pavimento alegórico, formando un cuadrado paralelo a las alineaciones de la Lonja, con carácter totalmente peatonal. Condición que se consigue mediante la reestructuración de las rasantes de la plaza produciendo un desnivel en la parte recayente a la calle Derechos, salvado por dos escalones que se irán perdiendo conforme nos aproximamos a la calle Lonja y acotado en prolongación de estos y en la parte a nivel mediante unos bolardos asientos de piedra. El tratamiento de este pavimento será de piedra de granito flameada para permitir la instalación y Cremà de la falla que flameada para permitir la instalación y Cremà de la falla que habitualmente se realiza en el centro de la Plaza.
 Boceto del centro de la plaza del Doctor Collado

Tal y como se indica en el informe arqueológico, adjunto al proyecto, el ámbito de la urbanización propuesta recoge lo que fue el área de la ciudad islámica llamada la “Alcacería”, que era el barrio comercial más importante, y a partir de la de la conquista de Valencia, al ampliarse la ciudad y construirse las nuevas murallas, pasó a formar parte de la zona comercial de la época bajomedieval que ha perdurado hasta nuestros días. Este hecho sitúa con toda lógica el establecimiento de la Lonja Vella donde “se juntan mercaderes y comerciantes para sus tratos y comercios”, se sitúa el Peso Real que administra el Consejo de la Ciudad y donde se instalará por vez primera la “Taula de Canvis”, especie de banco de la época, que en 1.407 concede el rey Martín I a la ciudad de Valencia. A partir de 1.472 Valencia será considerada como cabeza del comercio español.

D. Salvador Carreres Zacarés, Cronista de la Ciudad, realiza un estudio minucioso de su funcionamiento en “La Taula de Canvis de Valencia. 1.408-1.719” (Excmo. Ayuntamiento de Valencia. 1.957), en el que se especifican las Ordenanzas de la Taula, sus encargados: Clavari general o Tauleger e regidor de la Taula, Caixers de gros y de menut, oficiales, verguero para la vigilancia de los traslados, ya que la caixa de gros se depositaba en la Sacristía de la Catedral y la de menut en el Departamento de Reliquias, en unos casos, o en la casa del Caixer de menut. Lo que a la vista de la configuración urbana de la época, entre la afluencia de mercaderes y comerciantes, la existencia de la Lonja Vella o del Aceite y la Nueva Lonja, es fácil suponer el trasiego diario de todos estos personajes, no ya desde la actual plaza del Mercado, sino entre la Catedral y las Lonjas, siendo paso obligado la Plaza de la Lonja, después Plaza de les Panses y actualmente Plaza del Doctor Collado.

Esta acumulación de idas y venidas, habituales en el entorno de la Lonja, complementa el argumento principal del motivo decorativo del pavimento central propuesto para la actual plaza del Doctor Collado, basado en la existencia de los libros de entradas y salidas de la Taula, a los que, entre otros, hace referencia Henry Lapeyre en su libro LA TAULA DE CAMBIS (En la vida económica de Valencia a mediados del reinado de Felipe II), al “libro de VA y VE de 500 folios de tamaño medio”.

Con este motivo como argumento principal se estructura un pavimento de piezas de piedra de granitos gris claro y oscuro, o bien rosa y gris, resultando cuadrados de 40x40 centímetros, compuestos por triángulos isósceles rectangulares en los que se aprecian, en esquema, Coloms con sus alas desplegadas en vuelo. Estas piezas, según su ordenación, al juntarse producen ese efecto, negativo y el positivo, en el que se perciben palomas de un color en una dirección, VA, y en la dirección contraria las otras, VE.

La agrupación de estas piezas propuesta en cuadrados de 120x120 centímetros, resultando un total de 9, que por su diseño diferenciado reflejan los nueve primeros números y juntándose de nuevo, con una junta diferenciadora, en un cuadrado 360 centímetros, nos propone un juego mágico, gráfico, geométrico y matemático al mismo tiempo, pues la suma de las piezas horizontales, verticales o las diagonales siempre es 15, en clara referencia a las cuentas, balances y movimientos de los libros, tal y como se aprecia en el dibujo adjunto.

Esta ordenación se repite sobre una cuadrícula de nueve piezas, en la que dejando libre el centro de la cuadrícula, se disponen las cuatro soluciones posibles a este juego matemático, utilizando para las palomas mas claras una dirección de vuelo hacia la Lonja y repitiendo el mismo juego con los otros cuadrados perimetrales pero marcando la dirección contraria con las mismas.

La solución adoptada introduce el concepto de movimiento alrededor del elemento central libre de la plaza como alegoría a la floreciente actividad comercial que siempre ha estado presente en el entorno de la “Antigua Lonja o del Aceite” y la actual “Lonja de los Mercaderes”, símbolo del poder económico y muestra de la importancia de la Valencia del siglo XV.

La Plaza de la Compañía se peatonaliza dejando como elemento de circulación rodada la calzada de circulación, unión de la calle de las Danzas y calle Lonja, utilizando como único elemento diferenciador una plataforma sobre la fachada de la Iglesia de la Compañía que sirve de regularización de la alineación de la calle de la Cenia y peana de la misma. El tratamiento de toda esta zona será de piedra caliza abujardada y se utilizaran para independizarla de la zona de circulación los mismos bolardos asientos que en la plaza del Doctor Collado.

Desde esta plaza se visualiza, en parte, la fachada interior del conjunto de la Lonja con todos sus espacios fundamentales: El Salón de Contratación o Columnario, la Torre de la Capilla, el Consulado del Mar y la magnifica escalera helicoidal, Caragol de la Llotja, que ejerce de rótula de los tres cuerpos que la configuran sobre el Patio de los Naranjos, donde a pesar de su origen intimista, familiarizado con los riyads o patios de crucero, se produce el encuentro más claro entre el edificio y el espacio público, donde queda pendiente plantear la recuperación formal del Patio de los Naranjos y posiblemente potenciar su vocación urbana, permitiendo una mayor transparencia, tanto para el peatón como para el usuario del recinto, análogamente al planteamiento que defendía el arquitecto José Manuel Cortina y Pérez en su discurso de ingreso en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, el 3 de Junio de 1930.

En las calles Lonja y Ercilla, el criterio de ordenación unitario ha sido el de la implantación de la calzada central, con una sección de 3,00 metros, tratamiento superficial de adoquín de granito gris cortado a cizalla con acabado rugoso, dejando el resto para aceras peatonales con pavimento de caliza con terminación abujardada.

 Calle Lonja
 Calle Cordellats
|

Las calles de Cordellats, Cenia, del Olmo y Tundidores, se peatonalizan dejando una sección unitaria para toda la calle con pavimento de piedra caliza abujardada. En el espacio compredido entre las calles Estamañería Vieja, del Olmo y Tundidores, se ha creado una plaza no existente en las trazas históricas del barrio que entendemos podría ser, por su discreto emplazamiento respecto de la Lonja, un homenaje a los popularmente anónimos personajes que intervinieron en la construcción de tan singular edificio, los Pedrapiquers, para lo que se propone la creación de un espacio central cuadrado definido por cuatro farolas en prolongación de las alineaciones de las calles Olmo y Tundidores, marcando un cuadrado girado sobre los puntos intermedios de estas y conformado por un pavimento de piedras de caliza o granito rosa porriño de 40x40 centímetros en los que se grabarían las marcas de canteros existentes en la Lonja.

Capítulo aparte merecen los criterios de intervención en la calle Escalones de la Lonja que se encuentra sobre los sótanos de las distintas casas, de propiedad particular, de las casas de la manzana que enfrenta a la Lonja. Estos sótanos se soportan mediante bóvedas de arista apoyadas en la propia cimentación de la Lonja, en los muros de las casas colindante y los arcos formeros que unen una crujía de pilares formados por sillares de piedra labrada a lo largo de toda la calle.

A falta de mejores referencias que el de su existencia reflejada por el Marqués de Cruilles o Boix, que hacen referencia a estos sótanos, popularmente y según las escrituras de los propietarios se les denomina “aceiteras”, posiblemente por su carácter de almacén del citado producto vinculado desde su origen a la actividad de las Lonjas y el pesaje del mismo.

La actuación sobre el pavimento de la calle ha sido la de restauración y recuperación del pavimento existente, sustituyendo por piezas de las mismas características aquellas que se encuentran totalmente meteorizadas y reponiendo las desaparecidas con el mismo criterio de formación que las existentes.

El levantamiento y posterior recuperación del pavimento previa ejecución de una solera de hormigón armado, ventilada junto a la Lonja para permitir la transpiración de las humedades por capilaridad del terreno y posterior impermeabilización superior, para evitar entradas de agua en los sótanos; creación de ventilaciones y ejecución de un aliviadero del valladar conectándolo al actual alcantarillado.

En la acera de la plaza del Mercado comprendida ente las calles Cordellats y Ercilla, pavimentada con piedra caliza hasta los escalones de la Lonja, se plantea continuar con el mismo criterio hasta la calle Ercilla, renovando las piedras deterioradas de la actual pavimentación y dando un criterio unitario al ámbito de intervención.

PROYECTOS URBANOS

ENTORNO DE LA LONJA


 Entorno de la Lonja


Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI